El IDEAM informó que Iota ha pasado en las últimas horas a la categoría de depresión tropical, sin afectación para el territorio nacional incluido el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

De acuerdo con el comunicado emitido por el Centro Nacional de Huracanes (NHC-NOAA) de las 04:00 HLC el sistema se centraba en las coordenadas 13.7 N, longitud 88.3 W con vientos máximos sostenidos de 30 nudos (56 km/h) y una presión mínima central estimada en 1007 mb.

Vea también: «Ayudar Nos Hace Bien», campaña liderada por la primera dama, se moviliza ante la ola invernal

El paso de Iota dejó dos muertos, un desaparecido y seis heridos en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, donde «gran parte de la infraestructura» quedó destruida.

Pero pese a que se ha degradado, las lluvias asociadas al ciclón pueden seguir generando inundaciones repentinas y crecidas de ríos que amenazan la vida de los pobladores en otras partes de Centroamérica, advirtió el centro estadounidense.