La Contraloría General de la República hizo un control al Sistema Integrado de Transporte de Valledupar, SIVA, que aún no se implementa, en el cual encontró irregularidades fiscales por $2.506 millones.

El organismo de control expuso que hay deficiencias de planeación y control en la construcción del denominado “Canal de Panamá”, lo que hace inservible la obra en algunos tramos y ponen en riesgo los recursos invertidos.

La Contraloría evidenció deterioro en las obras del Canal de Panamá, lo que para el ente de control muestra que no se está cumpliendo con las especificaciones técnicas y de calidad contratadas, y que se trataría de un detrimento al patrimonio.