El senador Iván Cepeda Castro del Polo Democrático Alternativo, le pidió este miércoles a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y a la ONU que inste al presidente Duque, a que «cese cualquier acto de interferencia o presión» contra las decisiones judiciales en el proceso contra su mentor, Álvaro Uribe Vélez, actualmente en prisión domiciliaria.

«He enviado dos comunicaciones (…) dando cuenta en forma detallada de todas y cada una de las declaraciones del señor presidente en las que hay una presión a la Corte Suprema de Justicia con relación a la decisión asumida en materia de medida de aseguramiento para el expresidente», indicó a través de un video, Cepeda Castro.

La Corte Suprema de Justicia ordenó el pasado 4 de agosto la detención domiciliaria del expresidente Uribe por un proceso de presunto fraude procesal y soborno de testigos que le sigue.

Una vez se conoció la noticia, Duque lamentó que a Uribe «no se le permita defenderse en libertad» mientras que a criminales se les garantiza el no ir a prisión.

«Duele como colombiano que muchos de los que han lacerado al país con barbarie se defiendan en libertad o, inclusive, tengan garantizado jamás ir a prisión, y que a un servidor público ejemplar, que ha ocupado la más alta dignidad del Estado, no se le permita defenderse en libertad, con la presunción de inocencia», aseguró Duque en una declaración.

Publicidad

El caso que tiene a Uribe Vélez en prisión domiciliaria inició en 2012 cuando él mismo demandó por supuesta manipulación de testigos al senador Iván Cepeda, que en esa época preparaba una denuncia en el Congreso en su contra por supuestos vínculos con el paramilitarismo.

El proceso contra Cepeda dio un giro cuando el magistrado de la Corte Suprema José Luis Barceló archivó el caso y al mismo tiempo le abrió una investigación a Uribe por supuesta manipulación de testigos.

En las comunicaciones que envió al relator especial para la Independencia de Jueces y Abogados de las Naciones Unidas, Diego García-Sayán, y al secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, el senador Cepeda dice que pone en evidencia «que en Colombia se está llevando a cabo una campaña para interferir con la independencia del Poder Judicial».

Explicó que Duque ha utilizado «alocuciones oficiales» y desplegado «una agenda mediática» abogando por garantías judiciales para el expresidente Uribe, algo que considera es contrario a los estándares internacionales sobre la independencia y autonomía de la rama judicial.

Igualmente, Duque revivió el 5 de agosto la propuesta de reformar la Justicia, iniciativa planteada por varios de sus antecesores pero que ninguno ha podido llevar a cabo y que retoma luego de que la Corte ordenó la detención de Uribe.

«Hay un gran consenso en sectores políticos, en los partidos, hay un gran consenso en la academia, hay un gran consenso en muchas personas pertenecientes a la rama judicial que han expresado que se requiere una reforma para la justicia (…) que corrija fallas y ese no es un tema de coyuntura es un tema estructural», manifestó el jefe de Estado en una entrevista con la emisora La FM.

Frente a esto, Cepeda aseguró que esas propuestas «en momentos en los que se ha tomado una decisión trascendental en el proceso que se adelanta contra el expresidente y senador Uribe, han sido catalogadas como revancha y amenaza al Poder Judicial».