La directora de Dispositivos Médicos del Invima, Lucía Ayala reveló que seis personas fallecieron tras utilizar ventiladores mecánicos tipo Erernity S H 300.

La funcionaria afirmó que este tipo de dispositivos no se pueden utilizar porque existe una alerta frente a estos «debido a que presentaron un aumento exponencial de reportes de eventos adversos serios, donde seis pacientes murieron».

Y aunque no precisó el lugar y las circunstancias de estos decesos, Ayala manifestó que «el Invima, como autoridad sanitaria tiene la obligación de proteger la salud y la vida de las personas».

El Invima respondió así a una solicitud del gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, de permitir el uso de esos equipos, señalando que se presentaron en total 22 eventos adversos.

El instituto explicó que «estos dispositivos están clasificados a nivel mundial como de alto riesgo, dado que suplen los pulmones en los pacientes que, por su estado crítico, no pueden respirar de manera autónoma».