Según lo dio a conocer la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la JEP, Ramiro Suárez Corzo, quien fue alcalde de Cúcuta entre 2004 y 2007, es el segundo agente de Estado que ha sido aceptado por esta jurisdicción.

Como ya lo había definido la Sección de Apelación de la JEP, los agentes de Estado, en la solicitud de su sometimiento, deben presentar ante la Sala de Definición un programa concreto y claro de aporte a la verdad.

El político deberá aportar su versión en dos importantes casos en los que está involucrado, y por los cuales pesa en su contra una condena de 27 años de cárcel: un asesinato y vínculos con paramilitares.

Cabe recordar que por el asesinato del exasesor de la alcaldía de Cúcuta, Alfredo Enrique Flórez, se condenó a 27 años de prisión a Suárez Corzo.
El juez de primera instancia absolvió a Suárez al considerar que ningún testimonio tenía la suficiente credibilidad para condenarlo. El Tribunal de Bogotá, en cambio, le creyó a las pruebas de la Fiscalía.

Desde 2004, Jonatan Sepúlveda, un paramilitar que se acogió a los programas de beneficios otorgados por la Fiscalía, dijo que el autor intelectual del crimen fue Ramiro Suárez Corzo, durante una reunión con varios paramilitares en Casa Bonita, de la curva Pele el Ojo en la ciudad de Cúcuta.

“Aduciendo que “Andrés” había manifestado que la orden provenía del comandante alias “El Gato” por un pago de dinero que éste había recibido de manos del entonces candidato a la Alcaldía de Cúcuta, Ramiro Suárez Corzo”.