Explica que los magistrados concluyeron “que los hechos por los cuales Arana solicitó su sometimiento cumplen con los factores de competencia que le dan vía a su admisión en la jurisdicción, pues fueron cometidos con ocasión o en relación directa o indirecta con el conflicto armado.

Sustentan que las acciones ilegales de Arana cuando ejercía como gobernador de Sucre “hicieron parte de una estrategia de apoyo importante al esfuerzo general de guerra de los paramilitares, pues favorecieron los intereses financieros, políticos e ideológicos de ese grupo que en la época ejercía control territorial en esa zona del país”

Destaca la JEP que Arana fue acogido por la jurisdicción, pero le negaron la libertad anticipada.