Con la confesión de los dirigentes del Partido Farc de que fue esa desmovilizada guerrilla la autora del magnicidio del dirigente conservador Álvaro Gómez Hurtado, ocurrido el 2 de noviembre de 1995, comenzó la controversia judicial sobre cuál entidad adelanta la investigación contra los exguerrilleros responsables.

El pulso por quedarse con el proceso apenas comienza. Hoy, por ejemplo, la Fiscal delegada ante la Corte Suprema de Justicia, Elba Beatriz Silva, aseguró que la Fiscalía General seguirá adelante con la investigación de ese crimen.

Y el presidente Iván Duque, en la posesión del nuevo magistrado de la Corte Constitucional, Jorge Enrique Ibáñez, hizo un llamado para que haya colaboración armónica entre la Fiscalía General y la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP.

Sin embargo, en entrevista para el programa Pregunta Yamid, la presidenta de la JEP, Patricia Linares, advirtió que la Constitución Nacional es muy clara en el sentido de que es ese tribunal el competente para seguir con el proceso por ese magnicidio.

Con el anuncio de la presidenta de la JEP, entonces le corresponderá a la Fiscalía trasladar el expediente que tiene adelantando por el asesinato de Álvaro Gómez Hurtado, cuyo crimen fue declarado de lesa humanidad. Es decir que no prescribe. En estos 25 años, próximos a cumplirse el mes entrante, nunca, dentro de sus hipótesis, la Fiscalía había incluido a las Farc como responsables de esa muerte.

Publicidad