El plan de aporte a la verdad y las versiones que el general (r) Henry William Torres Escalante ha entregado a la Jurisdicción Especial para la Paz no cumplen con los parámetros de verdad plena exigidos por la JEP para acceder de manera anticipada a la libertad.

Por ello, la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas le negó el beneficio de la sustitución de la medida de aseguramiento por una no privativa de la libertad que había solicitado el alto oficial.

 

Conozca más: Pandemia de coronavirus ha matado a 4’602.565 personas en el mundo

 

El excomandante de la Brigada XVI del Ejército, con sede en Yopal, seguirá recluido en la Escuela de Infantería Cantón Norte del Ejército Nacional, donde cumple una medida de aseguramiento decretada en el marco del proceso en su contra por hechos ocurridos en Aguazul (Casanare) en marzo de 2007.

Esos hechos son estudiados por la JEP dentro del caso 03: ‘Muertes ilegítimamente presentados como bajas en combate por agentes del Estado’, conocidos como ‘falsos positivos’.

 

Quizás le interese: Las imágenes inéditas que publicó el servicio secreto de EE. UU., a 20 años del ataque del 11S

 

De acuerdo con la JEP, el compareciente ha adoptado una posición eminentemente exculpatoria, señalando que no sabía que las bajas de combate reportadas eran resultado de confrontaciones simuladas y que durante su comandancia en la Brigada XVI del Ejército nunca impartió ese tipo de órdenes.

Tampoco se evidencia que exista, hasta ahora, un aporte novedoso que supere lo que ya ha recopilado la jurisdicción ordinaria.

 

Lea más: Nueve personas capturadas tras nueva jornada de protestas en Bogotá

 

“La Sala no vislumbra, hasta este momento, que el compareciente haya efectuado el aporte extraordinario de verdad que se esperaría en esta justicia transicional del comandante de una unidad mayor del Ejército Nacional en la que se presentaron más de 170 hechos constitutivos de muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate”, advierten los magistrados en el auto.

Finalmente, la JEP le recordó a Torres que su sometimiento es integral. El caso por el que se encuentra privado de la libertad y aquellos cuyas órdenes de operaciones se emitieron en la Brigada XVI, durante su comandancia, no son los únicos por los cuales el general ( r ) comparece ante la Jurisdicción.

 

Lea además: Millonaria recompensa por responsables del atentado con explosivos a la fuerza pública en Cúcuta

 

De igual forma, lo hace por múltiples casos reportados durante su permanencia en la Brigada XVI en los diferentes cargos que ocupó entre los años 2003 y 2007.