La Jurisdicción Especial para la Paz solicitó a la Alcaldía de Medellín consolidar las bases de datos que permitan recopilar el ADN de los familiares de las víctimas de la Comuna 13.

Para lograrlo, los magistrados ordenaron consolidar los listados de los posibles muestrandantes.

Asimismo, la Alcaldía de Medellín debe realizar reuniones de planeación con autoridades municipales, departamentales y víctimas de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas.

Además, convocar jornadas de toma de muestras tan pronto como la pandemia lo permita.

Con esto se busca “promover la participación de las víctimas y sus organizaciones en todas las fases del proceso de búsqueda, localización, recuperación, identificación y entrega digna de restos de personas dadas por desaparecidas en el contexto y en razón del conflicto armado”, según la JEP.

El material genético se podrá someter a estudios forenses que inicialmente permitan cotejarlos con los 59 cuerpos recuperados del Laboratorio de Osteología de la Universidad de Antioquia.

Publicidad

La JEP compartirá tanto la base de datos consolidada y actualizada hasta la fecha, así como la propuesta presentada por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses a la UBPD.

A la fecha la base de datos sobre la Comuna 13, cuenta con 459 posibles víctimas de desaparición forzada entre los años 1978 y 2016, 327 de las cuales ya se tiene información completa o avanzada.

Sin embargo, existen 612 casos adicionales aportados por la Fiscalía General sobre los que la información no ha sido completamente verificada, por lo que se calcula que en total serían 1.071 víctimas.

Del total de víctimas, 195 habrían sufrido desaparición forzada durante los años 2002-2003, 91 de ellas durante el segundo semestre del 2002, los períodos más críticos.

Esta situación coincide con graves alteraciones de orden público en el municipio.