La Superintendencia de Industria y Comercio sancionó a Jorge Hané Laboratorios porque, según la entidad reguladora, no existen estudios médicos o científicos que demuestren que el producto Reduce Fat Fast sirve para eliminar grasa, reducir peso o disminuir medidas corporales, tal y como lo señalan sus piezas publicitarias.

La Superindustria resolvió que la compañía deberá pagar una multa de 708 millones de pesos y suprimir la publicidad emitida sobre ese producto y difundir la información correctiva que aclare que “Reduce Fat Fast es un suplemento dietario, no un producto para bajar de peso”.




Esta decisión se desprende de una investigación adelantada por la Superintendencia en la que comprobó que el producto “tiene registro sanitario del Invima como suplemento dietario, lo que indica que no produce efectos terapéuticos o beneficios para la salud, tales como la eliminación de grasa o reducción de peso, pues de generar tales resultados su registro sanitario debería corresponder al de un medicamento”.