Desde la sala estratégica de la Policía Nacional, donde se realiza el Puesto de Mando Unificado de la jornada de marchas que avanza por las principales ciudades del país, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, entregó un balance positivo y advirtió que no se tolerarán actos de vandalismo o bloqueos de las principales vías.

“La situación que en este momento presenta el país es de calma, se comienzan a reunir las personas que marcharán durante el día de hoy”, dijo Botero tras confirmar que la concentración más importante se presenta en la Universidad Nacional de Bogotá”.

Asimismo, sostuvo que “espera sean unas marchas pacíficas, que no hayan actos de vandalismo”, porque “la Fuerza Pública está preparada para evitar cualquier acto delincuencial o vandálico y las personas que eventualmente se atrevan a cometerlos serán judicializadas, tenemos todos los mecanismos para hacerlo. Hay que recordar que la Policía tiene funciones de Policía Judicial en estos propósitos y estamos listos para afrontar esta situación”.

El jefe de la cartera de Defensa, concluyó indicando que tendrán “prudencia pero contundencia, porque no podemos permitir que los ciudadanos se vean afectados”.