El cuerpo de la Anyeli Alejandra Úsuga de tan solo 14 años apareció expuesto públicamente en el cementerio de Segovia (Antioquia).

La menor fue asesinada el pasado viernes pero después de que su familia la sepultara fue sacada de la tumba y dejada en un pasillo del lugar.

La escena conmocionó a los habitantes del municipio que repudió este aberrante hecho.

Ni la Policía ni autoridades, se han pronunciado aún sobre este caso que estremece al nordeste de Antioquia, familiares y amigos piden justicia.