Los uniformados se encontraban en su servicio de policía habitual, cuando una mujer joven en estado de embarazo llamó al Centro de Atención Inmediata pidiendo ayuda, seguidamente el auxiliar de información del CAI – Acopi en la ciudad de Cali, fue a socorrerla y con la colaboración de ciudadanos del sector pudieron trasladarla en un carro policial y dentro de este dio a luz una niña.

Otra patrulla del sector llegó a apoyar al uniformado para trasladar inmediatamente a la mujer y a la recién nacida a un centro asistencial, en donde actualmente se encuentran siendo valoradas.