Miguel Ángel, un joven de 16 años, resultó con quemaduras de segundo grado en su rostro y tórax luego de que un auxiliar de la Policía encendiera fuego a un elemento y lo lanzara contra su integridad mientras estaba detenido en una estación de Policía.

“Cuando el policía me requiere me requisa, me encuentra el frasco entonces había uno en el camión que le dijo échele eso en la cara para que no joda entonces lo prendió y me lo arrojó a mí en la cara” dijo Miguel Ángel Arce.

La víctima también denunció que tras el hecho nadie le brindó ayuda, mientras que su familia pidió a la institución claridad y responsabilidad por lo ocurrido.

“Cuando me encontraba quemado el auxiliar me decía échate agua, cuando se me descuidó me le volé y corrí hasta el centro de salud” indicó Arce.

Por su parte, Adelaida Morales, madre del menor lesionado expresó que le preguntó “al auxiliar que por qué lo hizo, que mi hijo qué le hizo para que le hiciera eso”.

Por su parte el comandante de la Policía en Cali, general Hugo Casas lamentó este hecho y anunció una investigación.

“Me abstengo de emitir juicios de responsabilidad, o más detalles con el fin de respetar el debido proceso y garantizar los derechos de las partes” dijo Casas.

El joven por el momento permanecerá bajo observación y controles médicos.

Sebastián Bedoya – CM&