El fallecimiento de una joven de 19 años en Santander de Quilichao tiene preocupado al personal de salud del hospital local, le dieron manejo de paciente con una enfermedad respiratoria común, el resultado de su prueba positiva para COVID-19 llegó después de su deceso.

El pasado 24 de marzo, una joven con parálisis cerebral ingresó al hospital local de Santander de Quilichao con un cuadro de infección respiratoria, la madre indicó que no había estado expuesta a contagio de coronavirus, de inmediato la paciente fue traslada a una clínica de Cali, donde falleció al día siguiente.

“Es más preocupante la situación porque no contamos con una dotación adecuada, ya que somos la primera línea de atención en el norte del Cauca”, explicó el auxiliar de enfermería Jonathan Valdez

La muerte de la joven se conoció siete días después de su fallecimiento. Evidenció que el personal de salud del Hospital Francisco de Paula Santander no tiene condiciones laborales dignas, por eso llevan dos días de huelga.

En la tarde de este viernes se llevará a cabo una mesa de trabajo donde el personal de salud pedirá que se terminé con la intermediación laboral a través de sindicatos de contratación y que se los dote con elementos para atender casos de COVID-19.