Silvano Oblitas Cántaro, un joven de 19 años, de nacionalidad peruana, salió de su país en enero de este año rumbo a Colombia en busca de oportunidades económicas.

Según su familia, llegó a Medellín para comprar ropa que luego comercializaría en Perú.

 

 

Sin embargo, desde el 9 de febrero perdieron contacto con el joven y fue reportado como desaparecido.

Días después en redes sociales circuló un video en el que hombres lanzan de un puente a Silvano y cae al vacío.

Al parecer, el caso ocurrió en Medellín, sin embargo, no hay registro oficial.

 

 

 

La Fiscalía asumió la o investigación de la desaparición y posible muerte del ciudadano peruano.

Hoy es un misterio que tiene conmocionado a todo el continente Suramericano, pues ciudadanos de varios países latinos se han unido para rechazar este presunto homicidio por xenofobia.