Un viaje para rozar las estrellas y quizás batir una marca: Zara Rutherford, una joven piloto de 19 años, despegó el pasado 18 de agosto desde Bélgica en su avión biplaza ultraligero, en su viaje que le da la vuelta al mundo, a través de 52 países y cinco continentes.

Barranquilla será la primera ciudad de Colombia y Latinoamérica donde la joven piloto aterrizará, quien también hará paradas en Tumaco y Cali. Tras lo cual, retomará su travesía pasando por Panamá, Estados Unidos, Alaska, Rusia, China, Indonesia, India, Medio Oriente, para finalmente regresar a Bélgica.

La intrépida piloto sueña con ser astronauta, pero actualmente su objetivo es ser la mujer más joven en darle la vuelta al mundo en solitario.

Le puede interesar: Por millonaria propina, empleado no tendrá que volver a trabajar en su vida

Su itinerario empezó con una corta travesía del Canal de la Mancha, desde su ciudad natal, Kortrijk (Flandes, Bélgica), hasta la costa de Inglaterra. Las siguientes etapas la han llevado a través océanos, desiertos, bosques y la vasta naturaleza de Siberia.

En su diminuto avión a hélice, un ultraligero Shark UL que apenas pesa 325 kilos, tiene la intención de evitar los principales aeropuertos, muy frecuentados, salvo el JFK de Nueva York, y planea aterrizar en pequeños aeródromos por la noche y allí repostar combustible. Estará sola en todos sus vuelos, que durarán entre cinco y seis horas cada uno.

Zara no es la más joven en intentar darle la vuelta al mundo sola, un británico de 18 años, Travis Ludlow, lo logró en julio.

Vea también: Mamá apuñaló a su hijo: “Un pájaro me dijo que lo mate”

Pero, ella aspira a ser la mujer más joven en lograr esta hazaña. Más allá de la plusmarca, le interesa convertirse en una inspiración: “Realmente espero alentar a las niñas y mujeres jóvenes a ingresar a la aviación, la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas”, dijo antes de despegar.

“Al crecer, no vi a muchas mujeres en estos sectores y fue bastante desalentador. Así que aspiro a poder cambiar eso”, insiste. Su odisea aérea se puede seguir en su sitio web: FlyZolo.com, y en la plataforma TikTok.

Conozca más: Talibanes quedaron decepcionados al descubrir el estado de los aviones y vehículos que EE. UU. dejó en Afganistán

La joven cuenta con un teléfono satelital y una radio para comunicarse con los controladores aéreos de los países que sobrevolará, pero en la cabina estará sola con su música y sus podcasts.

Aunque ningún otro avión la seguirá para ayudarla si fuera necesario, su equipo de apoyo en Bélgica planificó cuidadosamente su aventura, en particular obteniendo las autorizaciones necesarias para volar en los espacios aéreos de poco más de medio centenar de países.

Si todo sale como está previsto, Zara regresará a Bélgica en los primeros días de noviembre, y con otro objetivo: comenzar estudios de ingeniería.