La denuncia de la defensa del expresidente Santos ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), que investiga su campaña por supuesta financiación ilegal con dineros de la multinacional Odebrecht, pide el archivo de la misma con un as bajo la manga.

Una carta del fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, remitida al presidente de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia el 1 de febrero de 2018, en la que denuncia un “plan urdido desde La Picota” para hacer creer que los dineros que recibieron algunos condenados, entre ellos el exsenador Bernardo ‘Ñoño’ Elías, fueron a parar a la campaña presidencial.

Ese mismo día (1 de febrero de 2018) el mismo fiscal general grabó una conversación en la que el exsenador Juan José García Romero, fallecido el pasado 2 de diciembre y hermano de Álvaro García (condenado a 40 años de prisión), relató que había estado de visita el 30 de diciembre de 2017 en La Picota, y fue testigo de cómo se había tejido allí un “plan” para decir que los dineros de Odebrecht que habrían recibido por sobornos, los habían dirigido para financiar la campaña de Santos.

Con este testimonio, que estaba en poder de la Corte Suprema de Justicia desde hace 3 años, es que los abogados del presidente Santos argumentan su solicitud para que el Consejo Nacional Electoral desestime el testimonio de Bernardo ‘El ñoño’ Elías, y cierre la indagación.