Este jueves se le impuso medida de aseguramiento no privativa al alcalde de Barbosa (Antioquia), Édgar Augusto Gallego Arias, por el delito de peculado por apropiación en favor de terceros, por presuntas irregularidades en contrato para la atención de la emergencia por coronavirus en el Municipio.

Según lo pudo establecer la Fiscalía, el convenio contemplaba capacitación para la prevención de la enfermedad y la compra de insumos como guantes, tapabocas y gel antibacterial, entre otros, con un contratista que, al parecer, carecería de idoneidad para celebrar el convenio.

La oportuna intervención de la Fiscalía General de la Nación permitió que el contrato se ejecutara solo en un 50 por ciento.

De igual manera, se evidenció que no solo se habrían registrado sobrecostos en los elementos adquiridos, sino que los productos adquiridos serían de mala calidad y otros no guardarían relación directa con el contrato.

En el mismo proceso fueron cobijados con detención domiciliaria Daniel Fernando Alcaraz Muñoz, secretario de Salud Municipal, Hugo Aldemar Suárez Osorno, secretario de Planeación y supervisor del contrato, y el contratista Julián Andrés García Torres.