Tras dos años de investigación, en un trabajo conjunto con el grupo Gaula Élite de la Dirección Antisecuestros y Extorsión de la Policía Nacional y la Fiscalía seccional Boyacá, fueron judicializados cuatro presuntos disidentes de las extintas Farc.

«Los procesados imputados por los delitos de concierto para delinquir y extorsión agravada, serían los encargados de recaudar información sobre las posibles víctimas y entregarla a Omar Pardo Galeano, alias ‘Antonio Medina’, jefe del Gaor 28», dijo Javier Díaz Villabona, director de la Fiscalía seccional Boyacá.

Estas personas estarían dedicadas a cometer delitos de extorsión, secuestro, homicidio y desplazamiento en los departamentos de Arauca, Boyacá y Casanare.

Vea el boletín completo en el video