La Fiscalía judicializó al alcalde de Candelaria (Valle del Cauca), Jorge Eliécer Ramírez Mosquera, y al contratista Alexánder Chacón, por incurrir presuntamente en actos de corrupción durante 2020.

El ente acusador les imputó cargos tanto al funcionario como al particular el delito de contrato sin cumplimiento de requisitos legales en concurso homogéneo y sucesivo, y peculado por apropiación, en calidad de coautores, debido a que celebraron dos contratos en los cuales se habría violado el principio de selección objetiva por falta de idoneidad.

La investigación adelantada por servidores del CTI evidenció posibles inconsistencias en los contratos No. 203-13-11-002 del 27 de marzo de 2020, por $88.847.732 millones; y el No. 203-13-11-003 del 14 de mayo de 2020, por $74.723.289 millones.

 

Te puede interesar: El momento en que hombres les disparan a dos policías en San Vicente del Caguán

 

 

Dichos contratos fueron celebrados entre la alcaldía de Candelaria y Alexánder Chacón, como representante legal de la firma C.A.C. Químicos, cuyo objeto era el suministro de insumos de asepsia para el personal de la administración municipal, por el COVID-19.

Se determinó que, para el momento de la suscripción del primer contrato, las actividades registradas en Cámara de Comercio por parte de C.A.C. Químicos no guardaban ninguna relación con el objeto contractual, y la firma no era idónea para ejecutarlo.

Con relación al segundo contrato, los investigadores establecieron que entre las actividades a desarrollar estaba el suministro de los insumos y realizar la transformación de insumos (alcohol).

 

Mira también: Tutelas piden que segundas dosis de Moderna sean aplicadas en 28 días, no en 84

 

 

Sin embargo, señalaron que “a la alcaldía de Candelaria le hicieron una donación de alcohol que se encontraba en un 70% de concentración, lo que significa que este no requería del ítem de transformación; este servicio hubiera sido necesario si el alcohol lo hubieran donado a una concentración de 99.6% o más”.

A raíz de las inconsistencias presentadas, se habría generado un detrimento de $23.000.000 al municipio.