Ante la contundencia de los argumentos presentados por la Fiscalía General de la Nación, un juez de control de garantías impuso medida privativa de la libertad en establecimiento carcelario a Carlos Javier Acosta Álvarez, señalado de agredir a su compañera sentimental e incendiar el inmueble en el que vivía.

Los hechos investigados ocurrieron la noche del 12 de diciembre de 2020, en el sector La Cruz del barrio Manrique, en Medellín (Antioquia).

La víctima, identificada como Carolina Ospina Córdoba, salió de la casa para ir a denunciar a su compañero sentimental que la habría golpeado.

Al parecer, el hombre aprovechó esta situación y le prendió fuego a la vivienda de su pareja. El bien fue consumido en su totalidad por las llamas. 

Durante la conflagración sufrió quemaduras un perro de raza Pitbull llamado Morgan. 

Acosta Álvarez, de 36 años, fue detenido por funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), en zona céntrica de Medellín, en cumplimiento de una orden judicial.

La Fiscalía le imputó los delitos de violencia intrafamiliar agravada, incendio y maltrato animal. Los cargos no fueron aceptados.