Un juez aprobó un acuerdo entre la Fiscalía y la exsecretaria de Infraestructura de Santander, Claudia Toledo y su esposo Lenín Pardo, quienes admitieron que participaron en un escándalo de corrupción en el departamento, durante la administración de Richard Aguilar.

Claudia Toledo era la mano derecha de Richard Aguilar, durante su mandato como gobernador.

 

Te puede interesar: Corte Suprema pidió investigar a otras 21 personas por el caso Aguilar

 

 

La mujer y su esposo Lenín Pardo fueron detenidos por hacer parte de un carrusel de la contratación en Santander.

Toledo decidió aceptar y colaborar con la justicia a cambio de recibir beneficios judiciales, y precisamente ella fue quien reveló que Richard Aguilar recibió dinero por adjudicar a dedo contratos.

 

Mira además: Migración se pronuncia tras expulsión de la alemana que participó de manifestaciones en Cali

 

 

Un juez aprobó un principio de oportunidad para que Toledo se convierta en testigo y su abogado anuncia que hablará contra 17 personas, incluido el congresista Edwin Ballesteros.