Un juez ordenó el embargo a las cuentas bancarias de EPM, la Alcaldía de Bello y el Área Metropolitana, por afectación a la comunidad causada por la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) Aguas Claras.

La orden de embargo surgió de una acción de grupo de 200 personas que representan a los  afectados por los malos olores de la PTAR Aguas Claras del municipio de Bello, Antioquia. Fueron embargadas las cuentas bancarias de EPM, la Alcaldía de Bello, el Área Metropolitana y las empresas constructoras.

 

Le puede interesar: Exclusivo CM& | Estas serían las tarifas diarias y mensuales para transitar sin pico y placa en Bogotá

 

“Estas personas quedan bloqueadas para mover dinero, hacer transacciones o ningún tipo de movimiento financiero (…) El embargo es por 300 mil millones, pero las pretensiones son por 30 mil millones”, afirmó el abogado Sebastián Montoya.

La PTAR fue entregada en junio de 2019 y desde entonces cerca de 50 mil personas han sido afectadas por malos olores.

Por último, EPM informó a través de un comunicado que aún no ha sido notificado del embargo.

 

Vea también: “Decisión histórica”: FMI aprueba oficialmente aumentar su capacidad de préstamo