La juez 16 de control de garantías no admitió la recusación que la defensa de Jesús Santrich había pedido al señalar que ella estaba impedida para avanzar en este trámite judicial. Sin embargo, ha dicho que la competencia deberá resolverla la Corte Suprema y deberá definir si es la Fiscalía o la Corte quien debe llevar a cabo la investigación del ex–Farc.

Por primera vez, después de la firma del proceso de paz, un exjefe de la guerrilla de las Farc se enfrentó a un juez y a un fiscal que lo acusa por concierto para delinquir con fines de narcotráfico.

Jesús Santrich llegó en silla de ruedas y fuertemente custodiado a los juzgados de Paloquemao para la audiencia en la que aprovechó para mandar un mensaje.

“’No hay mejor forma de alcanzar la libertad que luchar por ella’: Simón Bolívar. Espero que esta audiencia sirva para dar un paso a la paz y no a la ratificación de la calificación de república banana que tiene nuestro país”.

En la diligencia no se pudieron exponer las pruebas por parte de la Fiscalía ni se pudo solicitar la medida de aseguramiento, pues una petición de la defensa contra la Fiscalía, a quien señaló de no ser la competente para procesar al exjefe de las Farc, la retrasó.

Daniella Morales