La jueza Ligia Hernández aceptó que recibió 100 millones de pesos, tras fallar una demanda en el caso Hyundai radicada por el empresario Carlos Mattos.

Sin embargo, su caso podría enfrentar un cambio, dado que la jueza radicó una nulidad con la que busca tumbar su proceso, y su aceptación de cargos ya no sería válida.

El Tribunal de Bogotá estudia la solicitud de la jueza, vinculada con el escándalo de corrupción en la justicia por la distribución de vehículos Hyundai, y de ser aceptado el recurso se complicaría el juicio contra Carlos Mattos.

César Melo