La Fiscalía le imputó cargos al exembajador de Colombia en Uruguay, Fernando Sanclemente, por presuntamente, haber ordenado la destrucción de varios elementos que contenían información del funcionamiento del laboratorio para el procesamiento de cocaína que fue hallado en su finca, ubicada en Guasca, Cundinamarca.

Según la Fiscalía, en septiembre del 2020, luego del allanamiento llevado a cabo por el CTI, el exembajador Sanclemente hizo una reunión con los empleados de su finca y les ordenó quemar varios enseres, dos computadores, dos celulares, una caja con cuadernos, una tableta, varias USB y un disco duro.

Le puede interesar: Momentos de angustia vivió una familia cuando una menor quedó atrapada en el filtro de la piscina

Los dos mayordomos de la finca adelantan un proceso de colaboración con la Fiscalía por este caso, y han asegurado que Sanclemente conocía de la actividad ilícita que se desarrollaba en su propiedad.

El exembajador Sanclemente no aceptó los cargos, por lo que ahora enfrentará un juicio. De ser hallado culpable, enfrentaría una condena de 4 a 12 años de cárcel.