En las últimas horas el expresidente Álvaro Uribe Vélez propuso aplicar una “amnistía general” en Colombia, en diálogo con el presidente de la Comisión de la Verdad Francisco De Roux. Pero diversos juristas advierten que la alternativa planteada es inviable.

“Las amnistías generales, como la que plantea el expresidente Uribe están proscritas por el derecho internacional. La razón fundamental es que ese tipo de amnistías generales fueron utilizadas durante la segunda mitad del siglo XX, tanto en Centro como Sur América, por los dictadores que iban dejando el poder para dejar en la impunidad los crímenes que habían cometido durante sus gobiernos”, advirtió el exministro de Justicia, Yesid Reyes.

Le puede interesar: Tragedia en Huila: Joven turista murió cuando practicaba rafting

Gustavo Gallón, presidente de la Comisión Colombiana de Juristas, considera que la “amnistía significa amnesia, significa borrar de la mente un delito. Y esta idea de un delito no se puede borrar en relación con graves violaciones a los derechos humanos (…) Colombia no puede amnistiar graves violaciones de derechos humanos y graves infracciones al DIH. Pero las sanciones pueden flexibilizarse  siempre y cuando haya verdad, reparación y garantías de no repetición”.

Rodrigo Uprimny, investigador del Centro de Estudios Jurídicos ‘DeJusticia’, puntualizó que “una amnistía general que incluya crímenes de guerra y de lesa humanidad como falsos positivos y los secuestros sistemáticos de las Farc es hoy imposible frente al derecho constitucional colombiano y frente al derecho internacional. No duraría ni un minuto. Se caería. En nombre de la paz y reconciliación los Estados pueden establecer penas alternativas o restaurativas.

Vea también: Sigue la polémica por contrato del MinTIC: citan a interrogatorio a contratistas

En Colombia las amnistías están previstas para los delitos políticos, no para los de mayor gravedad. León Valencia, amnistiado en 1994 como exmiembro del ELN, ve viable una amnistía en el contexto de un acuerdo de paz.

“En el gobierno de Uribe y el de Pastrana hubo la mayor cantidad de víctimas. 63 % de las víctimas del conflicto. Y si ellos están dispuestos a concurrir a un acuerdo general de reconciliación podrían ser cobijados por una amnistía general. Lo mismo que para los actores generales e irregulares”, agregó Valencia.