Desde este miércoles la Justicia Penal Militar será independiente del Gobierno y tendrá mayor capacidad para juzgar los delitos cometidos por los miembros de la Fuerza Pública en cumplimiento de sus funciones.

La Justicia Penal Militar dejó de ser una dependencia del Ministerio de Defensa para convertirse en una unidad administrativa especial que pueda ejercer sus funciones con mayor independencia frente los militares.

Le puede interesar: Aumenta la expectativa de vida en Colombia, según el DANE

Su director será el exfiscal Fabio Espitia, quien tiene la responsabilidad de poner a funcionar un sistema acusatorio oral igual al que existe en la justicia ordinaria.

“A partir de ahora tiene autonomía administrativa, presupuestal y financiera, va a permitir dirigir los esquemas de administración de justicia de cara al sistema penal acusatorio que debe entrar a regir el próximo año”, afirmó Fabio Espitia, director de la Justicia Penal Militar.

El ministro de Justicia y el presidente de la Corte Suprema de Justicia harán parte del Consejo Directivo de la nueva Justicia Militar, sillas que antes eran ocupadas por los comandantes de las Fuerzas Militares.

Vea también: Excomandante de operaciones de la Policía y escoltas de magistrados son investigados por un millonario robo

Publicidad

“Tiene un consejo directivo en el que va a participar la Corte Suprema de Justicia el Ministerio de Justicia y eso ayuda, da legitimidad”, aseguró Espitia.

Esta reforma busca superar años de atraso y 19.336 procesos por resolver.

“El sistema que está llevando la Justicia Penal Militar está desactualizado y debe procurarse un mayor control a la gestión”, afirmó Fabio Espitia.

Conozca más: Más de 20 mil comerciantes en Bogotá no acatarán orden de cierre

“Para que cuando se adelante un juicio se logre la verdad y la Justicia Penal Militar no se vea cómo un privilegio si no como una exigencia a quien tiene el honor de portar el uniforme”, aseguró el presidente Iván Duque.

La Corte Suprema de Justicia será el órgano de cierre, es decir que allá llegarán los procesos que sean apelados hasta la última instancia en la Justicia Militar.