Tras los controles que lleva a cabo la Armada de Colombia en aguas del Archipiélago de San Andrés y gracias a las herramientas tecnológicas para el control del tráfico y vigilancia marítima, han sido identificadas diferentes embarcaciones que, de manera sospechosa, se movilizaban al sur y suroeste de San Andrés y en aguas de Cayo Pescador, y la isla Cayo Albuquerque.

“Hemos evidenciado una ruta de migrantes, los cuales, están siendo víctimas de personas inescrupulosas que están utilizando lanchas inseguras colocando en riesgo su vida en el mar”, afirmó el contralmirante Hernando Mattos, comandante del Comando Específico de San Andrés y Providencia.

En lo corrido del mes de agosto, 119 migrantes han sido protegidos por la Armada de Colombia, de los cuales 21 eran menores de edad, a quienes se les inició un proceso de restitución de derechos.

Lea más: Falta de visibilidad causa retrasos en más de 300 vuelos de Bogotá y Medellín

De la misma manera, la Armada Nacional ha logrado ubicar viviendas artesanales construidas en isla Pescador, en donde se refugian los migrantes de forma temporal con la intención de evitar los controles de las autoridades mientras realizan su paso hacia Centroamérica.

Igualmente, 13 personas han sido puestas a disposición de las autoridades por el presunto delito de tráfico de personas, junto con las embarcaciones, motores, equipos de comunicaciones y dinero en efectivo, hallados en las interceptaciones.