En el parque central del barrio Guayacanes, al norte de Cali, se abrió espacio un gran pesebre ecológico fabricado con materiales reciclables y hecho con las manos de la propia comunidad.

«Tenemos una familia que hizo muñecos con cartón, papel cartulina, papel periódico y retazos de telas», dijo Albert Torres, presidente de la Junta de Acción Comunal de la Comuna 5, sobre la creación del pesebre.

Por su parte, Ana Echeverri, una habitante del barrio Guayacanes, afirmó que el pesebre «tiene una medida de 30 x 30 metros de ancho y tres metros de altura, aquí vienen 150 niños para hacer la novena».

La virgen María, San José, el Niño Dios y los demás integrantes del pesebre decoran el espacio donde todos los días se reúnen a rezar la tradicional novena de Navidad.

Esta creación tardó solo tres días en su elaboración y fue la ganadora del concurso “Pesebres de Corazón” que adelantó la Secretaría de Cultura del Valle donde participaron más de 70 trabajos de todo el departamento.