Lo que comenzó como una habitual ruta de convivencia de la Policía, terminó en un alarmante hallazgo cuando ingresaron al salón social del barrio La Cumbre en Floridablanca (Santander), donde más de 150 menores participaban de una chiquiteca.

‘’Encontramos una serie de menores consumiendo licor y alucinógenos, esto es muy preocupante’’, indicó el comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, general Luis Ernesto García.

Pero el hallazgo de las autoridades fue mucho más allá.

‘’Logramos incautar más de 32 armas blancas, 12 motocicletas inmovilizadas, una incautación de más de 300 dosis de sustancias alucinógenas y 900 pastillas de drogas sintéticas’’, agregó el general García.

Padres de familia y comunidad se pronunciaron tras el hecho.

‘’Los papás tenemos que estar pendientes de nuestros hijos, qué hace un menor de 12 años a las 9:00 de la noche en la calle’’, aseguró Adelaida Gómez.

Las autoridades aseguran que en esta ruta por la convivencia que se realiza todos los fines de semana en los cascos urbanos, se ha logrado desarticular peligrosas bandas que usan a los menores para el crimen y la drogadicción.