El crimen de Paula Andrea Restrepo, una joven estudiante de bachillerato de tan solo 18 años de edad, fue resuelto en menos de 24 horas por las autoridades.

El pasado 4 de noviembre, la joven había terminado su jornada escolar y emprendió rumbo hacia su casa, pero nunca regresó.

Según la investigación, un joven recolector de café identificado como Carlos Mora se cruzó con la joven en el camino, abusó de ella, la asesinó y la torturó. Pero al escapar dejó la motocicleta que conducía abandonada y esa fue la prueba clave para identificarlo.

“Él intenta huir del lugar de los hechos, empezamos la búsqueda y persecución y en el municipio de Sant Fe se logra su captura”, dijo el coronel Daniel Mazo, comandante Policía de Antioquia.

La Fiscalía reveló que el hombre confesó ser el asesino de la joven de 18 años: “El procesado se allana a los cargos imputados por los delitos de feminicidio agravado tortura y acceso carnal violento”.

El Fiscal aseguró que el confeso asesino se podría enfrentar a una pena superior a los 31 años de prisión.