La excongresita Aída Merlano aseguró, bajo juramento ante un juez, que su hija Aída Victoria y el odontólogo Javier Cely no le ayudaron a fugarse de un consultorio médico en 2019.

Desde Venezuela, la exparlametaria reveló detalles de su fuga en el juicio que se adelanta contra su hija Aída Victoria y el odontólogo Javier Cely, a quienes la Fiscalía acusa de ayudar en la fuga.

Merlano dijo que su hija y el odontólogo no tuvieron responsabilidad en la huida.

“En el primer descuido de mi familia y del odontólogo saqué el bolsito y lo tire a la verja, y en esa ventana fue que yo dejé la tulita, para cuando me tiré y de ahí suqué la cuerda”, dijo la exparlamentaria.

También puedes leer: La Comisión de Disciplina Judicial pide un cambio de nombre que contenga la palabra ‘Corte’

La excongresista aseguró que su fuga fue planeada con semanas de anticipación: “Esa fuga fue organizada por un clan de la Costa, le dije que por los Char, y sobre eso hay unas denuncias y un proceso”.

Merlano indicó que las personas que gestaron su fuga buscaban que no declarara ante las autoridades.

“Fue por la necesidad de que no declarara el primero de octubre con la Fiscalía que estaba citada con un delegado ante la Corte”.