Tal y como lo dio a conocer CM&, Coviandes, empresa a cargo de Chirajara, ubicado en la vía Bogotá – Villavicencio, informó que el desplome del puente se dio por un error de diseño. La reconstrucción tomaría dos años.

Alberto Mariño, gerente general de Coviandes, presentó los resultados del informe de Modjeski and Masters, firma norteamericana a cargo de determinar las causas del colapso del puente Chirajara y por las cuales será necesario demoler la parte que queda en pie.

“A partir de esta investigación se determinó que el colapso de la pila B del puente Chirajara fue una deficiencia en la capacidad del tabique y de la losa cabezal, debido a una suposición incorrecta del diseño respecto a la resistencia proporcionada por el tabique”, indicó el concesionario.

El gerente de Coviandes explicó que “la hipótesis de diseño es equivocada y eso generó el desplome del viaducto”.

Asimismo, el informe determinó que los materiales empleados en la obra cumplen los parámetros mínimos exigidos para el diseño: “La cimentación puede ser utilizada para la construcción del nuevo puente, lo que implica el ahorro de aproximadamente 12 meses en la nueva obra», dijo.

Mariño aseguró que está pendiente la autorización de las aseguradoras para proceder con la implosión, la cual, por ahora no sería en mayo como lo había indicado la ANI.

Publicidad