La Sala Plena de la Corte Constitucional determinó este jueves que las leyes no pueden asignarle funciones nuevas al vicepresidente de la República pues advierten que sólo el presidente de la República puede asignarle misiones o encargos especiales.

El pronunciamiento lo adoptó la Corte al tumbar una función que en la Ley 1955 de 2019 se le asignó al vicepresidente de la República para la coordinación del Plan Decenal del Ministerio Público, función que compartía con la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo.

Lea más: Así será el orden de los candidatos en el tarjetón para segunda vuelta

La Corte precisó que la Constitución Política sólo le confiere una función al vicepresidente: reemplazar al presidente de la República en sus faltas absolutas o temporales. Y que el artículo 202 de la Constitución sólo autoriza al presidente para que le asigne misiones o encargos especiales como la de ministro o embajador.