El Estado se salvó de pagar 30 billones de pesos que reclamaban 205 cotizantes del régimen de Cali por los supuestos perjuicios que les ocasionó Colpensiones.

Los demandantes presentaron una acción de grupo en la que reclamaban el reintegro de lo pagado a Colpensiones por concepto de administración de los recursos que aportan los afiliados.

Según los demandantes, el cobro de ese dinero, que es descontado de los aportes que hacen los trabajadores, fue excesivo por lo que aseguraron que la entidad de pensiones les causó un daño irreparable.

Sin embargo, un juez administrativo de Cali negó las pretensiones al asegurar que los trabajadores hicieron una interpretación errónea de las normas que regulan el régimen solidario de prima media y el régimen de ahorro individual.

El gerente de Defensa Judicial de Colpensiones, Diego Urrego, aseguró que el juez también señaló que una acción de grupo no es el mecanismo idóneo para hacer reclamaciones de ese tipo.

En este caso, tanto la Procuraduría General de la Nación como la Agencia de Defensa Jurídica del Estado respaldaron a Colpensiones en la demanda.

Nancy Torres Leal