La minga indígena salió en la mañana de este miércoles del Palacio de los Deportes, el lugar que había sido asignado mientras ellos permanecían en la capital del país, para retornar a sus territorios.

Algunos se unieron a la marcha de maestros, sindicatos y centrales, pero posteriormente regresarán al Cauca.

Aseguran que durante su estadía, hicieron un llamado a la paz, la vida, la democracia y defensa del territorio.

Enfatizaron que una delegación de indígenas sí se quedará en Bogotá para continuar con diálogos y peticiones al Gobierno nacional.

Entre tanto, en la mañana se reunieron en un Puesto de Mando Unificado con la alcaldesa Claudia López, quien agradeció «que de manera organizada y pacífica llegaron y de la misma manera regresan hacia sus resguardos y territorios».