Desde la zona veredal de El Estrecho, el representante diplomático de la Santa Sede en Colombia indicó su preocupación por las condiciones en las que viven los reincorporados de las Farc, pero resaltó el compromiso de estos en mantenerse dentro de los acuerdos firmados. Dijo que la paz en Colombia tiene enemigos que no son solo políticos.

Después de dialogar con líderes sociales, indígenas, campesinos y excombatientes de las Farc, Luis Mariano Montemayor, nuncio Apostólico en Colombia, hizo un llamado a la ciudadanía para defender la paz, ‘con nuestros propios cuerpos si es necesario’.

“Hay una intención de boicotear la paz en Colombia, entonces esto ya tiene una dimensión internacional”, aseguró.

Indicó que son las disidencias los principales actores que acosan y atacan a quienes se mantienen dentro del proceso de paz, como aquellos que quieren combatir el narcotráfico con un solo objetivo.

Afirmó que no debemos centrarnos solo en la actual violencia, existen otros problemas que no permiten avanzar en la intención de alcanzar la tan anhelada paz.

Puso de ejemplo a la zona veredal del Estrecho, donde no hay agua a pesar de estar rodeados de cinco ríos y aseguró que así no pueden existir proyectos productivos y ese problema lo viven los excombatientes y cientos de familias del punto de concentración.

Publicidad