Fuertes críticas hizo el presidente de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, Luis Antonio Hernández, al papel de la prensa en Colombia.

Hernández lamentó que tras lo ocurrido con magistrados y exmagistrados investigados por presuntos hechos de corrupción, se haya generalizado «a la Rama Judicial».

«No se vendieron sentencias, todo lo que se investigó determinó que no hubo venta de sentencias, se pagó porque los procesos marcharan más lentamente o no tuvieran trámites, pero no hay ningún caso registrado de que se haya pagado por dictar una sentencia contraria a lo que indicaban las pruebas», agregó.  

Afirmó que «el hecho de que hayan sido pocos magistrados no evitó un juicio generalizador de que la Rama Judicial es corrupta, hicimos modificaciones pero el pecado quedó y eso se ha usado para deslegitimarnos en los casos de hoy».

Para Hernández la prensa actúa «ingenuamente y resulta utilizada para dimensionar esa deslegitimación que se hace del juez, en este caso de la Corte».

Aseguró que incluso, ha escuchado «que hay sectores de la prensa con agenda» y que «en ese caso no actúan ingenuamente sino que se prestan para deslegitimar el juez, para aniquilar su credibilidad y ganar los procesos penales en escenarios mediáticos».

Afirmó que «ese es el nuevo ejercicio de la profesión de abogado, así están actuando los pules más importantes de defensores en el país, ya no solamente cobran los honorarios por brindar asesoría jurídica, sino que cobran una cantidad igual de importante para manejo de medios, y eso debe llegar a la prensa a una gran reflexión».

Publicidad

«Si se paga para el manejo de medios es porque la prensa puede ser utilizada para deslegitimar al juez», puntualizó.