Mientras la OEA reiteró su preocupación por el aumento del reclutamiento forzoso de menores de edad en Colombia, en el Congreso denunciaron que las bandas criminales y las disidencias de las Farc son las organizaciones que más están acudiendo a esta práctica ilegal.

Durante su informe número 27, La misión de apoyo al proceso de paz en Colombia, la OEA mostró su preocupación por el aumento de reclutamiento principalmente en comunidades afro e indígenas.

Desde el legislativo, congresistas que han trabajado sobre este flagelo confirmaron estas estadísticas.

“En el 2018 se incrementó en un 100 % y hoy vemos con cara y con nombre a unos niños que nos duelen como colombianos”, aseguró Maritza Martínez, senadora del Partido de la U.