El Tribunal Superior de Barranquilla negó una acción de tutela a través de la cual la empresaria del chance Enilce López Romero pretendía frenar el desalojo que la Sociedad de Activos Especiales SAE y la Fiscalía 38 adscrita a la Unidad Nacional de Extinción de Dominio habían ordenado a comienzo de mes del domicilio que tiene como casa por cárcel en el norte de Barranquilla.

El fallo de tutela dejó sin efecto la medida cautelar que el mismo Tribunal había proferido el pasado 2 de marzo cuando suspendió la orden de desalojo de la SAE pues el inmueble, ubicado en el norte de Barranquilla, Enilce López lo tiene como casa por cárcel estando en proceso de extinción de dominio.

Al negar la tutela, el Tribunal considera que “no se vulneran los derechos fundamentales a la dignidad humana,  vida, salud, igualdad, vivienda digna y debido proceso de la señora Lucila Romero y Enilce del Rosario”, la primera es la madre de la condenada.

Señala el Tribunal que la tutela no es procedente en este caso pues cuentan con otro mecanismo de defensa judicial como la recusación del fiscal.

La SAE puede proceder ahora al desalojo y el Inpec debe cumplir con una orden de juzgado sexto de ejecución de penas de Barranquilla que le ordenó acondicionar en la Penitenciaría El Bosque para que López Romero siga cumpliendo una condena de 37 años de cárcel por los delitos de homicidio agravado y concierto para delinquir agravado.