El presidente de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, Argelino Durán, aseguró que la situación en Hidroituango está fuera de control y explicó las posibles consecuencias si llega a colapsar la presa.

Luego de que se registrará la emergencia en la casa de máquinas, la cual provocó la evacuación de los más de 1.000 trabajadores de Hidroituango y de 12 poblaciones vecinas, el ingeniero Durán explica cuál es la ruta a seguir para evitar el colapso de la estructura.

“La presa es una montaña de rocas que tiene un núcleo impermeable, eso se tiene que ir construyendo metro a metro, en este momento faltan siete metros para llegar a la altura de la presa para poner a funcionar el vertedero, que es una estructura que protege la presa para evitar que las aguas se vayan a pasar por encima de la presa”, expuso el presidente de la SCI.

Publicidad

Y agregó que “una vez eso se haya logrado se espera que EPM cierre las compuertas de casa de máquinas y que el nivel del embalse suba hasta el vertedero, eso permitiría evitar más daños en la casa de máquinas”.

El ingeniero explicó la capacidad de la presa y las condiciones actuales: “Son 220 metros de alturas y el nivel que va a embalsar son 2.700 millones de metros cúbicos de agua, en este momento se puede pensar que está en el 20 %, es decir, tienen embalsados 500 millones de metros cúbicos de agua detrás de la presa”.

Asimismo, se refirió a la magnitud del impacto si la presa colapsa, “la situación no tiene control, el agua está saliendo de casa de máquinas como quiere, está causando daños en los túneles, no es una situación que se pueda controlar con algún elemento de ingeniería. Si se abre todo el boquete de la presa, pues todos esos millones de metros cúbicos que van a estar detrás de la presa salen sin ningún control, eso sería una avalancha que acabaría con muchas poblaciones de aguas abajo”.

Durán aclaró que, por ahora, el nivel del embalse está estable, lo que daría tiempo para que se controle la situación y no se presente una emergencia mayor.