“El deterioro de las condiciones de seguridad en las zonas más remotas del país, la persistencia de al menos cinco conflictos armados internos, los casos de desaparición que se siguen presentando y los riesgos que enfrentan los migrantes especialmente en zonas afectadas por el conflicto” marcan el complejo contexto humanitario en el país, según el más reciente balance del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Christoph Harnisch, jefe de la delegación del CICR en Colombia, manifestó su preocupación, afirmando que «la situación es ahora más compleja que en el momento de la firma del Acuerdo de Paz con las Farc. Varios departamentos del país han experimentado un claro deterioro de la situación humanitaria, a lo que se unen las dinámicas conflictivas en las fronteras y la extrema vulnerabilidad de los migrantes que llegan a Colombia».

El informe titulado Retos Humanitarios 2019, se refiere a «la ausencia de una respuesta estatal a las necesidades básicas de las comunidades de la costa pacífica y amplias zonas del oriente y sur del país».

La Cruz Roja categorizó cinco conflictos armados internos, de los cuales cuatro disputa el Estado.

  • La guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN)
  • El Ejército Popular de Liberación (EPL)
  • Las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC)
  • Las antiguas estructuras del Bloque Oriental de las Farc

Y por último, el conflicto armado que disputa el ELN y el EPL, que en los últimos meses ha afectado significativamente a la región de Catatumbo.

Para Harnisch, preocupa especialmente la continuidad de la práctica de la desaparición, sostuvo que «desde la firma del Acuerdo de Paz con las Farc, hemos documentado un caso de desaparición en el marco de la violencia armada cada 4 días. Sin embargo, nuestras cifras no son representativas de la realidad del país, por lo que la cifra real será probablemente mayor».

Publicidad

«Ningún apoyo humanitario será suficiente mientras los actores armados no respeten las normas humanitarias y se comprometan a dejar a la población civil al margen de las hostilidades y otras dinámicas del conflicto», concluyó el jefe de la delegación del CICR en Colombia.