La Comisión Europea (CE) anunció este jueves que movilizó otros 10 millones de euros para hacer frente a la crisis migratoria y humanitaria en Venezuela.

La ayuda se destinará a apoyar la consolidación de las instituciones nacionales, las organizaciones de la sociedad civil y las comunidades de acogida en los países limítrofes más afectados como Colombia, Ecuador y Perú, según un comunicado de la CE.

En particular, la asistencia estará enfocada a fortalecer las capacidades de registro e identificación de inmigrantes y refugiados, financiar medidas para la reducción de tensiones y riesgo de violencia con las comunidades de acogida, además de abordar la vulnerabilidad de las mujeres, niñas y niños expuestos a la trata de personas con fines sexuales y explotación laboral.

El pasado marzo la UE anunció que destinaría 50 millones de euros para aliviar la crisis humanitaria en Venezuela, una cantidad a invertir en áreas como el acceso a agua potable y la educación.

La mayor parte de las ayudas que recibe Colombia para mitigar los problemas causados por la migración venezolana viene de Estados Unidos, seguido de la Unión Europea (UE) y de la cooperación bilateral con algunos países.

Colombia es el país que alberga el mayor número de venezolanos desplazados, casi 1,5 millones, según las últimas estimaciones.