El Caribe, El Pacífico, los indígenas, los campesinos, los jóvenes, las mujeres, los territorios que hoy viven una nueva guerra, es decir, los llamados “nadies” fueron esenciales en el triunfo del pacto histórico este domingo.

Como lo canta el salsero mayor, Ismael Rivera, “las caras lindas de mi gente negra, las caras lindas de mi raza prieta, tienen de llanto, de pena y dolor son las verdades que la vida reta, pero que llevan dentro mucho amor”.

Le puede interesar: ¿De qué hablaron Joe Biden y Gustavo Petro? la Casa Blanca reveló detalles

Y esas fueron las caras que le dieron la victoria a un cambio por la esperanza en medio de la desesperanza. En lancha, en mula, en silla de ruedas, el país de los “nadies” se movilizó. El pacífico dijo presente y con una votación histórica marcó tendencia.

“Esta es una región olvidada y esperamos un cambio real”, dijo desde Tumaco, Ana Lucía Marinés, líder comunitaria y sabedora ancestral.
A su voz, se sumó desde el Chocó, el líder de la comunidad afro, Jader Cuesta; “el mensaje ha sido claro: queremos cambio”.

Los indígenas, al ritmo de “¡Fuerza!, ¡Fuerza!”, se movilizaron y largas filas coparon los puestos de votación. La consejera mayor del CRIC, Carmen Gembuel, aseguró desde el Cauca, que “todo tiene un antecedente y es el estallido social”.

También habló el consejero mayor del CRIC, Ancízar Majín, quien recalcó que “este es un asunto histórico, que se haya podido motivar a la comunidad sin presiones y sin maquinaria”.

Le recomendamos leer: “Timochenko” reconoce ante la JEP crímenes de lesa humanidad

Era una movilización que se inició quizás con el mismo plebiscito por la paz, esta vez se trataba de pasar la “plebitusa”, los territorios dijeron presente y el triunfo de esas zonas sumidas nuevamente en la violencia proveniente de una guerra silenciosa que deja miles de líderes sociales asesinados, esta vez se la volvieron a jugar.

Lourde Cattro, defensora de derechos humanos, coordinadora del programa “Somos Defensores”, aseguró que la victoria del Pacto Histórico, “es la conjunción de las mujeres, los jóvenes, los indígenas, los campesinos, los afros que derrotaron a las maquinarias tradicionales”.

Por ahora, todos los olvidados, y todos en los territorios, esperan que este sea de verdad el gobierno de los “nadies”.