El Gobierno entregó este miércoles un remodelado Laboratorio de Control de Dopaje de Bogotá, que busca volver a certificar ante la WADA para poder prestar servicios a otros países de la región, informaron fuentes oficiales.

“Hoy hacemos la entrega de estas mejoras en las cuales invertimos más de 2.300 millones de pesos (unos 625.000 dólares) con los que logramos la ampliación de espacios y adquirir equipos de última tecnología que soporten la realización de análisis”, entre otros, detalló el ministro del Deporte, Ernesto Lucena, durante la entrega.

Igualmente fueron invertidos 5.422 millones de pesos (unos 1,4 millones de dólares) para la instalación de software y hardware para modernizar las unidades de análisis del laboratorio.

El laboratorio de control al dopaje de Coldeportes, ahora convertido en Ministerio del Deporte, registró en 2016 “dos falsos negativos” en las “muestras dobles ciegas” enviadas por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) para garantizar la calidad de los 32 laboratorios antidopaje a nivel mundial, por lo que el 20 de febrero de 2017 fue notificado de la suspensión provisional.

Publicidad

La WADA también cuestionó entonces la “independencia operativa” del laboratorio al ser parte de una institución deportiva.

En ese sentido, Lucena afirmó que la idea es hacer parte “del selecto grupo de laboratorios que actualmente tiene la WADA para realizar muestras en control al dopaje en el mundo”.

“Como Gobierno del deporte, nos enorgullece compartirles que a nivel mundial solo existen 32 laboratorios. En América cinco y en Suramérica dos: el de Brasil y el nuestro”, añadió el alto funcionario, quien dijo que el laboratorio “prestará servicios a nivel regional”.