A plena luz del día en el centro de Bucaramanga y frente a la mirada indolente de peatones, motociclistas y conductores ocurren atracos cómo el que quedó registrado por las cámaras de la Policía.

La víctima es abordada por un delincuente, luego le cae otro, y otro, y una más, que lo acorralan y ya impotente en el  piso, terminan despojándolo hasta de sus medias.

 

 

Es vilmente atacada y despojada de sus pertenencias, pero también que posteriormente y gracias a ese monitoreo que se le hace desde la estación 100 de la de la Policía se logra enviar a una patrulla que captura a esas personas y se recuperan los elementos”, dice el comandante de la Policía de Bucaramanga, el coronel Luis Quintero.

La comunidad víctima se queja y asegura nadie los atiende.

Terrible, ya no se puede salir a ninguna hora. Están atracando. Mejor dicho le quita todas las pertenencias y uno tiene que quedarse callado”, afirma Ludy Ortiz, habitante de la ciudad.

 

 

Asimismo, el residente Erwin Triana asegura que “roban mucho y está muy desatada la delincuencia”.

En la Alcaldía aseguran que no es cierto pues en un 40% se redujo la delincuencia en la ciudad y lo que hay es una mala percepción.

 

 

No es cierto, estamos haciendo todos los esfuerzos. Ya hemos implementado los gestores de convivencia, los escuadrones antihurto, los cuadrantes de vecindario, la Policía Nacional en las comunas priorizadas”, manifestó el secretario del Interior de la Alcaldía de Bucaramanga, José David Cavanzo.

Lo gravé de esta problemática según las autoridades, es que por temor muchas de las víctimas no denuncian y sus agresores quedan en libertad.