El Ministerio de Vivienda lanzó la política de vivienda rural, que tiene como propósito reducir el déficit de vivienda en el campo colombiano.

Asimismo, para atender la población campesina más vulnerable y priorizar la atención a los municipios más apartados del país.

¡Nos comprometimos con la ruralidad y cumplimos! Por eso con el arranque de la política esperamos beneficiar a 36.799 hogares rurales en los primeros años de implementación (2020 – 2022)”, afirmó el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón.

Dicha política también hace parte de los esfuerzos del Gobierno nacional para la reactivación económica.

Esperamos generar cerca de 90 mil empleos en el desarrollo de los proyectos de vivienda rural, de ellos 30 mil empleos directos y 60 mil indirectos”, reiteró.

La política de vivienda rural incorpora cuatro esquemas que permiten priorizar la atención a la población campesina que realmente necesita una solución habitacional y garantizar la eficiente ejecución de los proyectos en menos de un año.

Publicidad
  1. Crear el índice de focalización de vivienda rural.
  2. Aumentar el valor de los subsidios de vivienda rural.
  3. Promover la operación de las obras por clústeres regionales.
  4. Incorporar el concepto de vivienda digna.

Junto con esta política nace el programa “Vivienda social para el campo” que tiene como meta la construcción de 10.299 viviendas rurales nuevas, para igual número de hogares a beneficiar entre 2021 y 2022.