Este domingo se llevó a cabo el acto de posesión del presidente Gustavo Petro en la Casa Nariño el cual estuvo cargado de emotivos mensajes.

Al terminar su discurso, el mandatario se refirió a una conversación que tuvo con una niña arhuaca durante su posesión ancestral en la Sierra Nevada de Santa Marta.

El mensaje fue leído por el presidente delante de los miles de asistentes al evento. Esto fue lo que le expresó la pequeña al presidente el pasado viernes:

“Para armonizar la vida, para unificar los pueblos, para sanar la humanidad, sintiendo el dolor de mi pueblo, de mi gente aquí, este mensaje de luz y verdad esparza por tus venas, por tu corazón, y se conviertan en actos de perdón y reconciliación mundial, pero primero en nuestro corazón y mi corazón, gracias”.

Tras leer esta consigna, Petro aseguró que esta segunda oportunidad que representa, según él, su llegada a la Casa de Nariño es para ella, y para todos los niños y niñas de Colombia.